viernes, 6 de noviembre de 2015

El derecho a decidir en Cataluña


Hace ya tiempo que quería escribir sobre el derecho a decidir que muchos demandan en Cataluña. Mi opinión sobre este tema ya la dejé clara en el primer artículo que publiqué en el blog. Es decir, ni me cae bien Artur Mas ni toda la panda de independentistas que se envuelven en la estelada para tapar su nefasta gestión. Luego tenemos la supuesta legitimidad histórica que dicen que tienen, la cual no veo por ninguna parte más allá de que hayan usado la independencia como herramienta política durante décadas.

Ahora bien, como sé que la independencia no es solo Artur Mas y que lo único que piden es votar, no me parece mal que hagan un referéndum para decidir si quieren seguir formando parte de España o independizarse. Y sí, para poder hacer ese referéndum primero se tendría que cambiar la rígida y 'blindadísima' Constitución Española de 1978, detalle que me parece de lo más natural, pues ya hace falta actualizarla (a mejor).

El enrocamiento del PP y Ciudadanos

De nuestro actual presidente no hay mucho que decir. Todos conocemos esa manía suya de pasar de los temas incómodos y esperar a que desaparezcan por acto de encantamiento. Nunca afronta los problemas y solo actúa cuando no le queda otro remedio, es decir, tarde y mal. Por ello, no hay que ser un lince para saber que está en contra de celebrar un referéndum en Cataluña. ¿La razón? Volvemos a lo de antes: no se atreve a afrontarlo y prefiere hacer oídos sordos. Dudo mucho que en este asunto le influya la vena patriótica.

Del resto de políticos, otro que se suma al carro para impedir el derecho a decidir es Albert Rivera. Esto lo pudimos ver en las declaraciones que hizo en La Moncloa poco después de reunirse con Rajoy para hablar sobre el tema catalán, y digo hablar porque dudo mucho que pueda darse un debate entre dos personas que piensan igual. He aquí parte de su discurso:
"(...) hay que sentar las bases con los partidos que estamos de acuerdo, porque claro, yo he leído puntos aquí que luego chocan con las declaraciones de otros partidos. Por ejemplo, el artículo 1 de la Constitución dice que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español, por lo tanto, no se trocea la soberanía por territorios. En cambio, hay otros partidos como Podemos e Izquierda Unida que dicen que hay que hacer un referéndum separatista territorial."
Fíjese el lector que nunca falta el calificativo 'separatista', como queriendo deslegitimar el proceso y a quienes lo apoyan. También dijo aquello de que quiere "unir a todos los españoles", pero no estaría de más que explicase cómo pretende que los independentistas cejen en su empeño de querer independizarse si no les dejan votar. Les guste o no, la única solución posible es reformar la Constitución para permitir que se celebre el dichoso referéndum, porque si creen que el problema desaparecerá interponiendo recursos es que están muy alejados de la realidad.

Además, ¿desde cuándo es intocable la Constitución? Que yo sepa, la primera modificación que sufrió fue en el año 1992 por los varios tratados que se firmaron en la época, entre ellos el de Maastricht, firmado el 7 de febrero de ese mismo año. Casi veinte años después, Zapatero reformaría el artículo 135 para dar prioridad absoluta al pago de la deuda en los presupuestos generales, sin enmienda ni modificación posible. Huelga decir que las dos reformas se sometieron a votación en el Congreso dándole la espalda al pueblo español.

Ahora, veamos lo que dice el artículo 92 de la Constitución, esa en la que tanto se amparan cuando les conviene:
1. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.
2. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.
3. Una ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de referéndum previstas en esta Constitución.
¿Acaso las reformas de los años 1992 y 2011 no eran de especial trascendencia? ¿Por qué no preguntaron a los ciudadanos tal y como establece la Constitución, aunque solo fuera de forma consultiva? Luego se quejan de Venezuela y van gritando a los cuatro vientos que es una dictadura, pero resulta que durante los catorce años del gobierno de Chávez se convocaron seis referéndums, cuatro de ellos sobre la constitución (este detalle no lo sacan los medios españoles).

El PSOE, sí pero no. 

Como respuesta a la crítica situación que se vive en Cataluña, el PSOE ha lanzado una serie de propuestas para reformar la Constitución. Entre ellas figura "el impulso al referéndum consultivo", que pretende modificar el artículo 92 antes mencionado para que no solo sea el presidente del gobierno quien pueda proponerlo. Eso sí, la propuesta de referéndum, que seguirá sin ser vinculante, deberá ser aprobada en el Congreso de los Diputados, lo que convierte a la reforma en papel mojado.

Sin ir más lejos, el referéndum que se celebró en Escocia hace poco más de un año pudo llevarse a cabo gracias a un acuerdo entre el gobierno del Reino Unido y el escocés. ¿Tanto cuesta hacer lo mismo aquí?

El sentido común de Podemos e Izquierda Unida

Pese al decepcionante resultado que obtuvieron en las elecciones autonómicas de Cataluña con la coalición Cataluña Sí que es Pot, debo decir que eran los únicos que proponían algo sensato. Frente al radicalismo de CDC y la CUP (sobre todo la CUP) de querer conseguir la independencia aun sin haber dialogado con el gobierno central, CSQEP proponía que, aunque no estuvieran de acuerdo con los independentistas, les parecía razonable que los catalanes pudiesen votar si querían o no independizarse de España.

Alberto Garzón, el candidato de IU para las elecciones generales, ya dejó clara su postura con respecto al derecho a decidir en más de una ocasión. Como ejemplo, tenemos las declaraciones que hizo en La Moncloa después de reunirse con Rajoy:
"(...) no vamos a participar en ningún teatro que enfrente a las clases populares de Cataluña y de España, y desde luego evitando los callejones sin salida que significaría seguir pensando que un problema político se resuelve desde los tribunales. Consideramos que eso es imposible, no se puede resolver un problema político desde los tribunales. Hay que hacerlo desde la política."
"(...) proponemos una mesa de diálogo inmediata entre todas las fuerzas democráticas que queramos encontrar una salida negociada y dialogada, es decir, desde la política al problema en Cataluña. Que contenga al menos dos puntos: el primer punto es facilitar una consulta en Cataluña que permita al pueblo catalán expresarse sobre su futuro y que no esté circunscrita única y exclusivamente al aspecto del modelo territorial, sino que se permita al pueblo catalán opinar sobre todas las cuestiones que tengan que ver con sus condiciones de vida. Y en segundo lugar, explorar y poner en marcha un proceso constituyente en el conjunto del Estado que permita avanzar hacia un modelo federal pensado y pensando en las clases populares de todo el Estado." 
En cuanto a Pablo Iglesias, él también es de la misma opinión que Garzón, lo que hace que muchos nos preguntemos por qué no dejan las diferencias a un lado y se sientan de verdad a dialogar sobre la confluencia. Antes me parecía un error que Podemos confluyera con otros partidos, sobre todo con IU, pero viendo el supuesto auge que está teniendo Ciudadanos lo que es un error es no confluir. Es cierto que de cara a las próximas generales es un poco tarde, pero no estaría mal que fueran juntos dentro de cuatro años.  



2 comentarios:

  1. Buen artículo, Nemo.

    Supongo que tú, como yo, estarás también hasta las narices de oír hablar del «cansinendentismo» cada día. Qué empacho, qué hartazgo.

    La forma de actuar de la CUP me da bastante tirria. Por un lado van de regeneradores, pero ahí han estado los de David Fernández de colegueo con los Pujol y compañía. Y ponen como condición para apoyar a Junts Pel Sí que Artur Mas no sea el candidato, como si eso solucionara algo, como si fuera el único que ha tenido que ver con la corrupción en CDC. Esto es igual que la postura de Ciudadanos con el PP: los apoyaríamos a cambio de que Rajoy no sea el cabeza de lista. Como si la mierda del PP se borrara limpiando a Rajoy.

    Hay otra cosa que he leído por ahí que nunca he tocado en los artículos que he escrito de esto, así que aprovecho que me dejas tu casa para comentarlo: en Canadá hicieron dos referéndums sobre la independencia de Quebec: uno en 1980 y otro en 1995. ¿Quién nos dice que si se celebra de una vez el referéndum y, como parece, gana el «no», los independentistas catalanes no van a querer celebrar otro dentro de 4 años? Por eso me parecería una buena idea (desconozco si tiene encaje legal), que los convocantes aceptaran que no se celebre otro referéndum por el mismo asunto hasta dentro de equis años. No sé cómo lo veis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Es previsible que si se llega a celebrar y gana el 'no' los independentistas seguirían dando por saco con el mismo temita. En ese caso, opino como tú: dentro de las condiciones para celebrar el referéndum (el cual debe ser vinculante) ha de figurar que no podrán celebrar el próximo hasta dentro de 'x' años.

      Saludos ;)

      Eliminar

Los comentarios están moderados.