miércoles, 19 de agosto de 2015

El origen de la estelada

La estelada roja, promovida por el Partit Socialista
d'Alliberament Nacional
en los años 70
Sobre la independencia de Cataluña ya escribí en otro post. Es un tema que siempre está presente por el enconado odio que despierta en las dos partes. Un odio azuzado oportunamente por los políticos de turno que camuflan las privatizaciones, los recortes y su nulo proyecto social con el odio hacia España. El que os escribe no cree en ese invento llamado patriotismo, pero siempre he pensado que es importante conocer la simbología en la que se cree. ¿Qué quiero decir con esto? Muy sencillo: que si eres independentista y no conoces el origen de la estelada ni la historia de Cataluña empieza a preocuparte, porque te han lavado bien el cerebro.

Si eres independentista se supone que has tenido que leer algo sobre la historia de Cataluña para poder llegar a esa conclusión. Vamos, digo yo, porque a ese tipo de ideas se llegan por convicción. Ahora bien, esa convicción puede haberse forjado en el estudio o por la influencia insana de ciertos políticos. Los primeros son independentistas lúcidos, los segundos simples títeres fácilmente manipulables. A los lúcidos, o a los que creen serlo, les preguntaría qué esperan conseguir con la independencia de Cataluña, porque para empezar se saldrían de la Unión Europea y la inestabilidad económica estaría servida, pero bueno, cada loco con su tema.

El triángulo estrellado

Una vez dicho esto, creo que ya va siendo hora de tocar el tema de la banderita. La estelada se creó a principios del siglo XX como consecuencia del sentimiento soberanista que ya existía en aquella época. El triángulo estrellado está inspirado en las banderas de Cuba y Puerto Rico, especialmente en Cuba, ya que por aquel entonces hacía poco que se había independizado del Imperio Español. 

Se considera que su diseñador fue Vicent Albert Ballester, un activista muy implicado en todos los movimientos que defendían el independentismo catalán. Al parecer, su estancia en Cuba fue la razón de que eligiera el triángulo estrellado como estandarte del soberanismo catalán. Ballester admiraba mucho a Cuba por su lucha contra el Imperio Español y quiso reflejarlo en la estelada. 

La estelada era en sus comienzos un rombo azul situado en el centro de la senyera, así que podríamos decir que ha ido evolucionando hasta llegar al diseño actual. Hoy en día existen varios tipos de esteladas, hecho que se debe a las diferentes corrientes políticas que encontramos dentro del independentismo catalán.

De este modo, apreciamos que la estelada roja la utilizan los de izquierdas, la verde los ecologistas, animalistas y humanistas, la azul los de derechas o de centro-derecha y los independentistas de ideología comunista utilizan una estelada roja invertida (la estrella amarilla y el triángulo rojo). Hay más tipos de esteladas, cada cual más extraña que la anterior. Un ejemplo de ello es la curiosa estelada Yanqui, creada en los años 60 y ya en desuso.

La cuatribarrada

Puede ser una puntualización sin importancia, pero las barras tradicionales que conforman la estelada provienen de los reyes de la Corona de Aragón. Esto se debe a que el catalanismo tuvo varios periodos de represión cuando surgió como movimiento cultural a finales o mediados del siglo XIX. Los ciudadanos catalanes, al ver que se reprimía su libertad de expresión, tomaron la bandera cuatribarrada como un símbolo identitario catalán. También la utilizó Francesc Masià en 1931 cuando proclamó la "República Catalana" tras ganar su partido las elecciones municipales.

Al final, la famosa estelada se reduce a la bandera de la Corona de Aragón con un toque cubano. Una mezcla extraña que alude a dos lugares radicalmente opuestos. Es como si yo tomara como referencia las banderas de dos países (Estados Unidos y China, por ejemplo) e inventara una nueva con la mezcla de las dos. Algo bastante absurdo, en mi opinión.

2 comentarios:

  1. Siempre es interesante enterarse de estas cosas. No había caído en el parecido con la bandera cubana, y mira que es evidente.

    "(...) les preguntaría qué esperan conseguir con la independencia de Cataluña, porque para empezar se saldrían de la Unión Europea y la inestabilidad económica estaría servida". Haciendo de abogado del diablo (ya sabes que no soy independentista, ni me gustan los nacionalismos), esa frase me recuerda mucho a lo que han venido diciendo todo este tiempo los que se oponían al referéndum convocado por Syriza.

    En cuanto al final del artículo, por mí como si ponen en la estelada una foto de Artur Mas haciendo un calvo; las banderas me dejan frío.

    P. D. Hemos vuelto a coincidir (ma' o meno') con el tema del artículo. Aunque esta vez yo no he tenido nada que ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Syriza lo decían para meter miedo. Si no me equivoco, la Unión Europea no puede echar a un país integrante así sin más, ya que tiene que ser ese país el que decida irse (a lo mucho que pueden llegar es a forzar a ese país a que quiera salirse). En cambio, si Cataluña llega a independizarse es un hecho que se saldrían de la Unión Europea (tendrían que pedir su reingreso).

      P.D. Es normal, son temas de actualidad xD

      Eliminar

Los comentarios están moderados.