martes, 9 de junio de 2015

¡Nos invaden los rojos!


El FMI (Fondo Monetario Internacional) lo ha vuelto a hacer. Ayer elogió al gobierno del PP por las reformas llevadas a cabo y le animaba a seguir por la misma ruta. Sus recomendaciones van desde facilitar todavía más el despido (¿es eso posible?) a subir el IVA de los productos básicos, aumentar los repagos copagos y seguir recortando en sanidad y en educación. Evidentemente, el PP no piensa tomar tales medidas teniendo tan cerca las elecciones generales, pero la hoja de ruta ya la tiene marcada. Lo único que debe hacer es esperar a ganar las generales para seguir haciendo uso de la tijera.

Para el gobierno actual, todo aquel que ose criticar sus políticas es un rojo-comunista-antisistema que quiere acabar con la democracia e instalar un sistema totalitario. Sin ir más lejos, el ministro Montoro ninguneó en marzo de 2014 un devastador informe de Cáritas diciendo que "no se ajusta a la realidad de un país que está superando la crisis". En dicho informe se establecía que uno de cada tres niños españoles (2,8 millones) viven en riesgo de pobreza y exclusión social, lo que viene a demostrar que España es el segundo país de la Unión Europea cuyas políticas sociales son menos efectivas para reducir la pobreza. Dicho informe fue ratificado más tarde por la ONG Shave The Children tras un análisis del problema de Europa, pero supongo que este detalle le traerá sin cuidado a nuestro ministro de hacienda.

Siendo un poco más concretos, el informe decía, entre otras cosas, que nuestro país solo es superado por Rumanía en cuanto a pobreza infantil, que los hogares sin ingresos han pasado de más de 300.000 en 2007 a casi 700.000 en 2013 y que, atentos al dato, 11,7 millones de personas están afectadas en España por diversos procesos de exclusión social, un 60,7% más que en 2007. Si queréis conocer más detalles id a los enlaces que os he dejado más arriba. No os dejará indiferentes.

Luego, para hacerla corta, poco antes de las elecciones del 24 de mayo vimos a un exultante Rajoy soltar las siguientes perlas: 

- "¿Quién habla hoy del rescate, de la quiebra de España, de la salida del euro o de la prima de riesgo?".

- "¿Quién habla hoy en día de recesión y de paro?".

En serio, ¿en qué país vive este señor?

Lo que preocupa, según el PP

A estas alturas, y con toda la retahíla que os he soltado, cabe pensar que la prioridad del gobierno es terminar con todo lo expuesto anteriormente, pero en lugar de eso nos encontramos con unos políticos que no hacen más que echar pestes de los nuevos partidos con una rabia y arrogancia impropias de alguien que ejerce un cargo público. Les preocupa más su sillón que el bienestar del pueblo que los votó hace cuatro años, y solo se acuerdan del mismo cuando faltan pocos meses para las elecciones.

La preocupación que tienen ahora los del PP es esa invasión roja que amenaza con bajarles de la poltrona. El auge de Podemos y otras formaciones como Ahora Madrid y Barcelona en Comú han demostrado que se pueden obtener magníficos resultados sin invertir grandes cantidades de dinero en campaña. Basta con tener el apoyo popular.

Por ello, no puedo evitar sonreír cuando hablan despectivamente de "esas formaciones que aparecieron hace cuatro días" o de "las ocurrencias de los nuevos partidos", esos que "suenan a viejos doctrinarios de su época universitaria", porque son esos partidos que tanto menosprecian los que tienen ahora la sartén por el mango.

¡Que vienen los rojos!

Como era de esperar, la estrategia del miedo hizo acto de presencia desde el minuto uno. Lo más curioso es que en lugar de meter miedo de forma pausada y coherente optaron por el más absurdo alarmismo. Un alarmismo faltón, incongruente, senil y totalmente carente de fundamento que causa más risa que espanto.

Tras oír toda la sarta de memeces, barbaridades y sinsentidos que se han proferido desde el 24 de mayo a uno le da la impresión de ser el espectador de una opereta con pésimos actores. Como prueba, os dejo las frases que he considerado más estelares, independientemente de quién las dijera: 

- "Podemos está fuera del sistema democrático constitucional".

- "Van a quemar iglesias y violar a monjas".

- "Hay que evitar que Madrid tenga una alcaldesa que quiera utilizar la alcaldía como trampolín para romper el sistema democrático y occidental".

- "Ahora empezarán que si fuera el Valencià, a tomar por saco la senyera, en la plaza de toros construirán un puticlub, las banderas españolas a tomar viento fresco, colegios públicos catalanistas, quema de iglesias, violación de monjas, a cagar el himno valencià y español".

- "Un gobierno de concentración en el que estén todos, incluida la señora Carmena, pero con un programa apoyado por todos en el que las propuestas de constituir soviets en los distritos decaigan (como propuesta)".

La gran pregunta es: ¿Lo dijeron en serio o fue un simple calentón? Yo ya no sé qué pensar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.