domingo, 10 de mayo de 2015

Podemos y TVE

Son las tres de la tarde, estoy tomándome un café con hielo y, como La Sexta está con la sección de los deportes, pongo TVE con la esperanza de oír algo interesante sobre la actualidad política. No espero que traten la información con extrema imparcialidad. De hecho, ni siquiera espero que las noticias sean imparciales, pero como siempre me tomo con cierto humor negro ese trato sesgado que hacen de la información no es algo que suela crisparme. Al fin y al cabo, con TVE me pasa lo mismo que con los periódicos tradicionales: a veces son la mejor fuente de humor.

Mientras le doy un sorbo al café el presentador va dando paso a las novedades. Al estar en periodo electoral hacen un breve repaso de los últimos mítines. Empiezan con el PP mostrando a la candidata para la presidencia de Madrid prometiendo bajadas de impuestos y más empleo. Luego le toca el turno a Pedro Sánchez, el cual no puede evitar hacer alusión a la corrupción como si solo fuera cosa del PP y en su partido estuvieran más limpios que el cuello de un sacerdote. Acto seguido, aparece Alberto Garzón, candidato de IU a la presidencia del Gobierno, criticando a los dos anteriores y acusándoles de estar al servicio de la Banca. Hasta aquí todo normal.

Después de los pocos segundos dedicados a Alberto Garzón, saltan rápidamente a Ciudadanos (con las consabidas imágenes mitineras) y pasan sin más dilación a las noticias internacionales. En ese momento interrumpo el tercer sorbo del café y me quedo mirando la televisión con cara de idiota. ¿Ya está? ¿No hay más formaciones a tener en cuenta? ¿Es que acaso Podemos, que ha conseguido 15 escaños en el Parlamento andaluz, no tiene la suficiente relevancia para ellos? Manda narices.

"Ya está -pienso-, ya me han jodido el café."

Es curioso que una televisión pública evite hablar de Podemos de una forma tan descarada. No espero que los idolatren y pongan a sus integrantes en un pedestal, pero coño, que al menos nombren a la formación e informen al respecto, que para eso están. Si no me equivoco, solo hablaron de ellos por los mal llamados "caso Monedero" y "caso Errejón", es decir, para ponerlos a caldo y dar una imagen distorsionada del partido en cuestión. Luego se quejan de su bajo nivel de audiencia....

2 comentarios:

  1. Parece que últimamente nos ponemos de acuerdo al escribir. ¡Que conste que es casualidad! :D

    Dejo una noticia de La Marea de la semana pasada sobre este mismo asunto: http://www.lamarea.com/2015/05/07/iu-y-podemos-se-quedan-sin-propaganda-electoral-en-rtve/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es raro que hayamos coincidido xD, sobre todo porque al estar tan cerca el 24 de mayo la manipulación y el ninguneo que está sufriendo Podemos va en auge.

      Lo de TVE es de traca, y aunque suene contradictorio debo decir que me hace hasta gracia (si no me tomo estas cosas con humor reventaría), porque esa parcialidad tan sonante lo único que consigue es que la gente se desconecte de ese canal. En fin, allá ellos...

      Eliminar

Los comentarios están moderados.