domingo, 4 de enero de 2015

La campaña de desprestigio contra Podemos

Imagen: Andreuvv (DP)

Desde la irrupción de Podemos, un maremágnum de críticas ha caído entorno a la formación. El miedo ha resultado ser la herramienta elegida para intentar frenar la creciente popularidad del recién creado partido. Un partido que, pese a que ha sido vapuleado y abucheado desde todos los frentes, sigue adquiriendo votos con una constancia y tesón que muchos probipartidistas ya califican de peligroso. A estas alturas, la campaña de desprestigio que existe contra Podemos me parece de todo menos normal, así que, llegados a este punto, uno debería empezar a preguntarse lo siguiente: ¿Peligroso para quién?

Si hay una razón por la que los mensajes de Pablo Iglesias han calado tanto es porque siempre hay una argumentación detrás. Es decir, que mientras los partidarios del viejo régimen pierden los papeles y lanzan arcaicos eslóganes sin ningún tipo de dato que los sustente, el líder de Podemos sostiene cada palabra con datos, cifras, referencias, documentos, etc. Esto último lo vemos fácilmente en las tertulias de ciertos canales de televisión. Mientras muchos de los tertulianos de ideologías opuestas lo ponen a caldo a base de insultos y falsas acusaciones, él, sin alzar la voz y de forma educada, tumba cada una de esas recriminaciones poniéndoles en tal ridículo que muchas veces el propio moderador no da abasto con tanto grito.  

Pablo Iglesias es metódico, prepara sus discursos, busca información o documentos que pueda usar (en dichas tertulias siempre va con un fajo de papeles en la mano), no interrumpe y tampoco insulta. Evidentemente, la gente nota ese contraste y simpatiza por defecto con el que muchos llaman "el coletas". Si los que se dedican a vilipendiar, denigrar y humillar se dedicaran a argumentar y discutir de forma más civilizada es posible que la popularidad de Podemos no fuera tan elevada. La única herramienta que puede usar el viejo régimen para tumbar a Podemos es la argumentación, es decir, explicarle a la ciudadanía de forma razonada porqué creen que votar a esa formación es un error. No me vale eso de "lo que proponen es irrealizable", lo que quiero saber es porqué es irrealizable.

El problema surge cuando no existe un razonamiento válido para convencer a la gente de que conviene seguir votando a los mismos. Después de todo...¿qué proponen?, ¿más recortes?, ¿más falsas leyes de transparencia?,¿disminuir el paro a base de trabajos temporales y mal pagados? Lo innegable es que, hoy por hoy, la tasa de paro es mayor de cuando el Partido Popular inició su legislatura en el 2011. Según la Encuesta de Población Activa, en el IV trimestre de 2011 la tasa de paro alcanzó el 23%, mientras que en septiembre de este mismo año nos topamos con un nada despreciable 24,1%. Luego, los políticos de turno salen con su discurso triunfalista totalmente fuera de la realidad esperando que se les dé algún tipo de crédito.

Otra cuestión que debe tener en vilo al gobierno es el partido Syriza y las próximas elecciones griegas del 25 de enero. La cosa está clara: si Syriza, que encabeza Tsipras, sale ganador, las posibilidades de Podemos de salir victorioso en las elecciones de noviembre aumentarán. Lo que ocurrirá en Grecia a finales de enero será un espejo de lo que pueda pasar aquí, y eso es algo que tanto el PP como el PSOE saben de sobra. En cualquier caso, sea cual sea el resultado, lo que ocurrirá en España una vez pasen las elecciones griegas será lo siguiente:

- Si gana el partido Syriza: Los medios de comunicación mostrarán de repente lo mal que está Grecia casi a diario tras tanto tiempo sin preocuparse por su situación ni informar al respecto (estrategia del miedo).
- Si no gana el partido Syriza: Los políticos de turno sacarán pecho y dirán que los ciudadanos griegos eligieron con "sensatez" y "con los pies bien puestos en la tierra". Si realmente se da este caso, me atrevería a decir que en los próximos meses intentarán mostrar una Grecia "en proceso de recuperación". De este modo, el bipartidismo se mostraría como la única opción viable.

¿Es Podemos la solución?


No tengo una bola de cristal para saber si el partido de Pablo Iglesias va a poder solucionar alguno de los tantos problemas que tiene este país. De hecho, soy muy escéptico en lo que respecta a su programa tal y como lo dejé ver en otro post. Lo que sí sé es que Podemos ha supuesto una ráfaga de aire fresco en una democracia que se hallaba apolillada y con incipientes síntomas de putrefacción. Ahora, de lo que se trata es de elegir entre aquello que sabemos que no nos va a llevar a ninguna parte y aquello que no sabemos a dónde nos va a llevar. ¿Qué decidimos?, ¿instalarnos en el conformismo o arriesgarnos a pretender algo mejor? 

Aclaración: La fecha de las elecciones generales no está del todo clara. Se dice que el gobierno podría aplazarla hasta finales de diciembre de 2015 o incluso hasta principios o mediados de enero de 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.