martes, 16 de septiembre de 2014

¿Terminará celebrándose el referéndum catalán el 9-N?

Artículo 155 de la constitución:
  1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
  2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.
El presente artículo es el que amenaza con imponer el gobierno si el proceso soberanista de Cataluña sigue adelante. El ministro de asuntos exteriores, José Manuel García-Margallo, ha admitido la posibilidad de que en caso necesario llegarían al último extremo, que es suspender la autonomía catalana. Mientras, ERC sigue con su particular y estéril cruzada de saltarse la legalidad cueste lo que cueste. Hasta se han comparado con Luther King, cosa que ya roza el culmen del ridículo.

A estas alturas creo que está claro que la consulta del 9 de noviembre no va a celebrarse, pero no porque lo diga el gobierno, sino porque el propio Artur Mas, cuya herramienta política ha sido siempre la de separarse de España, ya ha dejado caer en más de una ocasión que habrá elecciones anticipadas en caso de no celebrarse la consulta. Y ojo, que estoy hablando de un referéndum de verdad, no de poner urnas de cartón por las calles y hacer como que votan a modo de protesta.  En cualquier caso, creo que los medios de comunicación han exagerado demasiado el asunto, sobre todo porque dudo mucho que se llegue al extremo de suspenderles la autonomía.

¿Qué pasará?

Si me preguntaran, diría que absolutamente nada. Artur Más acabará anunciando elecciones anticipadas y ERC conseguirá más votantes, que es al fin y al cabo lo que buscaba con todo este embrollo. Mientras tanto, CIU seguirá hundiéndose en la miseria por el caso Pujol. 

La incertidumbre está, quizá, en qué pasará si en las próximas elecciones autonómicas gana ERC. ¿Volverán a dar la vara con la independencia? Es previsible que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.