sábado, 13 de septiembre de 2014

La paradoja de ampararse en una Constitución que se incumple

Estos últimos días, con toda la vorágine de la diada catalana y la supuesta consulta por la independencia del 9 de noviembre, se han dicho a bombo y platillo muchas barbaridades y medias verdades con una normalidad y regusto que me dejan perplejo. En lugar de extenderme apuntando cada sandez que se ha proferido respecto a los temas candentes de actualidad me voy a ir a la frase que más me enerva escuchar: <<vamos a cumplir la Constitución>>.

Lo que acabáis de leer es, como ya sabréis, la excusa que se saca de la manga el gobierno cada vez que se les pregunta sobre el 9 de noviembre. Y oye, quedaría de lujo si realmente hicieran cumplir la constitución a rajatabla todos los días. El argumento sería entonces perfectamente válido y no cabrían reproches, pero el problema está en que muchos de los artículos que incluye la constitución del 78 no solo están de adorno, sino que se hace exactamente lo contrario. A continuación, os dejo una serie de artículos que no se están cumpliendo:

- Artículo 6 (Partidos políticos): "Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos."

Una de las mayores demandas de los ciudadanos es precisamente que los partidos les permitan participar en la toma de decisiones. Muchos partidos blindan sus procesos internos y excluyen por completo al pueblo, cosa harto contradictoria con lo que estipula la Constitución. Ahora, varios partidos como el PSOE están comenzando a abrirse como consecuencia de la enorme fuga de votos que sufrieron en las pasadas elecciones europeas. 

-Artículo 27.5 (Derecho a la educación): "Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes".

La mofa del año. En fin, desde que se inició la crisis en el 2008 muchos universitarios han tenido que abandonar la universidad debido a la subida de Tasas, que implicaba eternizar sus carreras de un modo inconcebible. También se sabe que cerca de 30.000 alumnos se encuentran al borde de la expulsión por impago y que muchos colegios públicos no pueden impartir una educación de calidad debido a los recortes. 

-Artículo 7 (sindicatos y asociaciones empresariales): "Los sindicatos de trabajadores y asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que le son propios."

Los escándalos de corrupción del sindicato UGT, en los que no voy a entrar, son bien conocidos por todos. Se supone que están para defender a los trabajadores, pero a la hora de la verdad...


-Artículo 31 (Sistema tributario): "Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio".

En serio...¿hay algo que pueda añadir respecto a este tema que no sepáis ya?

-Artículo 18.3 (Derecho a la intimidad): "Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial".

Los cojones. Del 10 de diciembre de 2012 al 8 de enero de 2013 la NSA de Estados Unidos espió más de 60 millones de llamadas en España. Supuestamente, el CNI habría facilitado las escuchas.

-Artículo 35 (El trabajo, el derecho y el deber): "Todos los españoles tienen el derecho al trabajo y el deber de trabajar, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda haber discriminación por razones de sexo."

El desempleo ya roza los 6 millones de parados según la EPA y, según la INE, el 21,6% de los españoles viven por debajo del umbral de la pobreza. España es, al mismo tiempo, el segundo país europeo con menor capacidad para atajar la pobreza.

Y así un largo etcétera. Está muy bien que nuestros políticos se amparen en la Constitución para defender la unidad del país, pero resulta un poco paradójico que defiendan religiosamente el artículo 2, donde se hace referencia a “la indisoluble unidad de la Nación española", y no defiendan con el mismo ahínco las anteriormente nombradas.

¿Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.