martes, 15 de julio de 2014

El crecimiento de PODEMOS

Últimamente hay algo que me llama especialmente la atención cuando veo las noticias, y es que en cada discurso, frase o crítica proferida por distintos miembros del PP o el PSOE se hace alusión al partido PODEMOS y su supuesto "populismo bolivariano". Es algo que se ha convertido en el pan de cada día y cuya excesiva repetición ocasionará probablemente el arqueamiento de más de una ceja, pero...  ¿a qué se debe ese repentino escozor?

Según parece, PODEMOS está creciendo de forma imparable desde su reciente creación y la preocupación en los dos partidos mayoritarios ya alcanza niveles estratosféricos. Es casi como si necesitaran nombrar a Pablo Iglesias e injuriarlo para dar rienda suelta a su desahogo y quitarse de encima esa amarga crispación, ya que por primera vez en la historia de nuestra """democracia""" hay un partido que amenaza con bajarles del pedestal. Tanto es así que el líder de PODEMOS se ha visto obligado a efectuar varias demandas contra diversas descalificaciones que se han dado hacia su persona, cosa que demuestra, en parte, la poca profesionalidad política que posee cierta gente a la hora de "exponer su opinión".

Debo confesar antes que nada que, por lo que a mí respecta, tengo muchas discrepancias con lo que pretende PODEMOS y que si empezara a citarlas el presente post acabaría alargándose de un modo inconcebible, pero llegar al extremo de insultar como ha ocurrido más de una vez no solo está fuera de lugar, sino que resulta incluso infantil. Soltar barbaridades como: "ese es un simpatizante de ETA o un radical de izquierdas con tendencias narcisistas" (cosa harto contradictoria, por cierto) no es propio de una persona cuya profesión le obligue a estar de cara al público y hablar en nombre de su partido, sino de alguien que no posee argumentos de peso para contradecir a su oponente y que, por ello, recurre a este tipo de bajezas.

Aún así, parecen no comprender que el hecho de nombrarlo de forma constante no hace sino acentuar todavía más su crecimiento y popularidad. Es más, si yo formara parte de PODEMOS les aconsejaría que siguieran por esos derroteros puesto que el efecto que tienen esas "críticas" en la ciudadanía es el contrario al que pretenden. Para darse cuenta de ello solo hay que ver el sondeo que realizó metroscopia del pasado mes de junio: PODEMOS es ya la fuerza con mayor intención de voto declarado y el partido que más simpatías despierta, y si a esto le sumamos que en conjunto con IU son la primera fuerza electoral uno empieza a apreciar que, por primera vez, las cosas están empezando a cambiar (ya sea para mejor o para peor).

Llegados a este punto no puedo evitar preguntarme porqué IU y PODEMOS no se plantean seriamente fundirse en un solo partido. Es el eterno problema  que tiene la izquierda de este país, que se halla esparcida en un montón de "minipartidos" cuyo conjunto podría formar una fuerza política de considerable peso. Pero no, prefieren mantenerse separados por pequeñas diferencias de ideología o principios. En fin...

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con tu post, lo único que están consiguiendo es darle más publicidad y de paso parecer aún más patéticos de lo que son. En mi opinión, creo que Podemos puede suponer un gran cambio para la política española si se le da la oportunidad de gobernar. Se nota que el bipartidismo está llegando a su fin. Quizás IU y Podemos no se han aliado aún porque creo que tienen demasiadas discrepancias entre ellos, pero sí, la izquierda en este país está muy fraccionada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el fraccionamiento de la izquierda es un problema que se tendría que resolver para poder llegar a algo. "Podemos" representa las ganas de cambio que tiene la gente de a pie, y aunque considero a nivel personal que muchas de las cosas que propone Pablo Iglesias no las va a poder conseguir ni en broma (para ello nos tendríamos que salir de la UE, lo que nos devolvería la soberanía de gobierno), es un aceptable comienzo. Aún así, por separado no creo que lleguen a conseguir romper el bipartidismo.
      Saludos ;)

      Eliminar

Los comentarios están moderados.