viernes, 16 de mayo de 2014

El bipartidismo en las europeas

Esta mañana he encendido la televisión mientras almorzaba para ver con qué clase de noticias se nos intentaba engañar y me he topado con un espectáculo predecible, absurdo y muy propio de nuestro país de pandereta. Al parecer, según los canales que ponía o ensalzaban al candidato del PP para las elecciones europeas o a la candidata del PSOE. En ningún momento oí algo sobre los candidatos que presentaban los demás partidos minoritarios, y si se hacía era de forma muy rápida y sin profundizar demasiado.

Algo que me resultó curioso es el empeño que tienen los canales de televisión afines al PSOE en querer tergiversar y manipular cada palabra que sale por la boca de Cañete. La imagen de abuelo entrañable, simpático y bromista que intentó construir el PP sobre su persona les salió bien en un principio, pero lamentablemente el susodicho candidato comenzó a hacer varios comentarios desacertados que, cómo no, los medios del PSOE han aprovechado en su contra. No obstante, he de decir que hay ciertas frases soltadas por este hombre que no son del todo mentira (vistas en su debido contexto), pero como político que debe "resguardar" su imagen tendría que omitirlas y mostrarse más neutral. Es cierto que últimamente la ultrasensibilización que existe hacia la mujer puede resultar molesta, pero esas son cosas que sobran decir en un mitin o en un debate (y que conste que esto lo digo creyendo plenamente en la igualdad de sexos). 

Por otro lado, el careo que tuvieron Cañete y Valenciano se me antojó una completa pérdida de tiempo. El tan conocido "y tú más" fue la cuestión a debatir y me resultó cómico que incluso empezaran a sacar papeles con supuestas estadísticas para "corroborar" que lo que decían era cierto. Yo, al menos, cuando veo esos gráficos lo primero que hago es preguntarme de dónde los han sacado y bajo qué parámetros se han tomado esas medidas, ya que la trampa siempre suele estar en esto último, es decir, en los datos que no se tienen en cuenta para crearla.

Como siempre, Cañete sacó a relucir la herencia recibida por Zapatero mientras alardeaba de un rescate en "condiciones maravillosas"(¿en serio?). Valenciano, por su parte, tiró de los recortes y el polémico tema del aborto para tumbar a su contrincante y salir medianamente airosa del "debate". También han habido varias insinuaciones sobre corrupción, lo cual resulta en extremo gracioso porque ambos partidos se encuentran actualmente salpicados por la misma desgracia. Sacar el tema era, por lo tanto, lo equivalente a ponerse una soga al cuello.

Sinceramente, y pese a que considero que el voto se ha convertido en un mero protocolo inútil sin objetivo claro, me gustaría que en esta ocasión se rompiera el bipartidismo y saliera triunfante algunos de los partidos minoritarios. No es que solucionara nada en realidad, porque después de todo estamos sometidos a lo que nos diga Bruselas o Merkel, pero al menos ya sería un pequeño avance a tener en cuenta. En todo caso, el tema del voto o no voto es algo complejo y requiere de un post aparte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.