jueves, 1 de mayo de 2014

¿Cómo se formó la luna?


El cómo se formó la luna es un tema que lleva causando muchos quebraderos de cabeza desde que el ser humano empezó a estudiar con lógica todo lo que había a su alrededor. Ese satélite anormalmente grande que gira alrededor de nuestra tierra ha sido siempre objeto de polémica, teorías conspiranoicas y una cuestión incómoda para los científicos puesto que, muy a su pesar, no conocían el modo en el que algo tan enorme había sido capaz de formarse a apenas 350.000 kilómetros de la tierra. Aparentemente va contra toda lógica, ya que si se encuentra a una distancia tan reducida debía haber sido absorbida por la tierra, ¿no?.

La tierra y todos los planetas que componen el sistema solar se formaron con el material sobrante de la fabricación del sol. Sin embargo, las anomalías que presenta la luna nos indica que ésta no se creó por el mismo método debido a la proximidad que tiene con la tierra y a que, lo que desconcertó a muchos, todo viene a decirnos que se formó en ese mismo lugar y no fue un satélite ajeno que en su momento nuestro planeta capturó (repito, es demasiado grande como para que pudiera "agarrarlo"). Aunque parezca mentira, no fue hasta hace unas pocas décadas cuando se pudo responder a la gran pregunta. 

Según parece, el material que conforma la luna coincide en gran parte con el de la tierra, solo que se encuentra deshidratado. Eso significa que, hace millones de años, una especie de brutal impacto desprendió una parte significativa de la tierra expulsándola hacia el espacio exterior. El cuerpo que chocó se calcula que debió ser del tamaño de Marte, así que las proporciones épicas del petardazo estaban aseguradas. Con ello, gran parte del agua se evaporó debido al sobrecalentamiento sufrido (de ahí su deshidratación) y todas aquellas rocas arrancadas de la tierra, en conjunto con las del cuerpo extraño, se fueron condensando hasta formar lo que hoy conocemos como la luna. ¿Curioso verdad?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.