jueves, 17 de abril de 2014

La manipulación de los medios de comunicación

A estas alturas no voy a sorprender a nadie si digo que para informarse bien sobre ciertos temas lo que no se debe hacer en enchufar la televisión. Siempre he considerado a la "caja tonta" como un buen invento mal utilizado, ya que se aprovecha su potencial informativo no para que la gente sepa con imparcialidad y sopesando ambas partes del tablero lo que ocurre en tal o cual país, sino que ofrece la versión europeista, sesgada e insultantemente parcial de siempre esperando que la gente se trague tal infamia sin pestañear siquiera. Nos cuentan tan solo una parte de la verdad, y muchas veces no llegan ni a eso puesto que mentir nos han mentido más de una vez.

Hace poco, por ejemplo, en una entrevista que se le realizó a Vladimir Putin, el periodista en cuestión le dijo que la OTAN expuso en un comunicado que el polémico escudo antimisiles no se había construido contra Rusia, sino contra Irán. Se trataba de otra mentira más que, con la ayuda de los medios de comunicación oficiales, estaban intentando colar a la opinión pública para evitar más levantamientos de polvareda, pero Putin, como respuesta a tal afirmación, empezó a reírse con sarcasmo y le dijo al susodicho entrevistador que gracias a él ya podía irse a dormir con buen humor. 

El caso de Rusia y su sonado conflicto con EE.UU y la UE ejemplifica muy bien hasta que punto puede llegar a manipularse la información. Ya hablé en otro post sobre este tema (si te interesa haz click aquí), pero lo que ha quedado más que claro es que Rusia no es Libia, Egipto o Siria. La antaño URSS cuenta con una vasta experiencia en materia geopolítica y lleva sufriendo sanciones desde la propia fundación de la Unión Soviética. Lógicamente, el presidente ruso ya debió prever las que le impondría occidente por tal conflicto y no tengo ninguna duda de que ases en la manga no le faltarán. Estados Unidos, al saber que Crimea cuenta con una notable mayoría prorusa, dijo que no reconocería jamás el resultado del referéndum con la excusa de que viola la ley y que no tiene "fuerza moral". De verdad, manda huevos que Obama hable de moral conociendo sus "incursiones" en los países del norte de África anteriormente mencionados. Como siempre, la hipocresía campa a sus anchas.

Yéndonos a más casos de manipulación, en el año 2012 uno de nuestros queridos canales de televisión (nótese el sarcasmo) tuvo que dar la noticia de los disturbios que se estaban produciendo en Atenas a partir del suicidio público de un jubilado. Éste dejó un mensaje explicando su trágica situación personal y culpaba al gobierno y sus recortes de que se viera condenado a la miseria más absoluta. Luego, ante las imágenes de las violentas manifestaciones que pusieron a posteriori, los periodistas, con una parcialidad escandalosa, achacaron tales revueltas a que el pueblo griego se negaba ha aceptar la deuda que tenía el país. Casi como si fueran un rebaño de críos inmaduros que sólo estaban teniendo una pataleta pasajera, casi como si el hecho de que el gobierno griego la hubiera generado con sus nefastas políticas no tuviera nada que ver. Poco después, y como remache final a la sarta de memeces proferidas, cerraron la noticia tachando el caso de suicidio como una enfermedad quitándole hierro al asunto. ¿Muy "normal" todo no?.

Estos no son más que dos ejemplos de entre los casi innumerables casos que existen. Representan, no obstante, los dos temas principales sobre los que se ejerce esta treta: las tensiones que se suelen dar entre países radicalmente opuestos y los conflictos de los ciudadanos con sus gobernantes. Según el canal que se ponga la información puede variar más o menos, pero el contenido sigue siendo el mismo. Un contenido engañoso que pretende imponerse como opinión generalizada en la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.