viernes, 28 de febrero de 2014

Las ventajas de llevar un diario personal


Si hay algo que siempre he dicho es que la vida merece ser recordada. Esos apuntes tomados de forma improvisada en un diario pueden suponer una fuente inestimable de inspiración. Una fuente donde lo que importa no es cómo lo cuentes, sino dejar constancia de que lo has vivido.

Personalmente, a mí siempre me hubiera gustado que algún antepasado se molestara en escribir su día a día. Leer el diario de tu tatarabuelo y saber cómo era y qué es lo que pensaba no debe tener precio. Sería lo más parecido a hacer un viaje en el tiempo trasladándote a otra época desde la visión de un ciudadano común y no de un reputado escritor. A veces, la realidad más palpable se encuentra precisamente en esas viejas páginas escritas por manos inexpertas. No existe guión ni estructura, tan solo espontaneidad.

Aquel que me esté leyendo tendrá a estas alturas varias preguntas en mente: ¿Sobre qué demonios escribo?, ¿qué ventajas conlleva y por qué debo hacerlo?. La respuesta es bien sencilla.

Una de las ventajas de escribir en un diario es que, al obligarte a plasmar lo que piensas sobre el papel, ordenas ese revoltijo de ideas que tienes en la cabeza. Es realmente asombroso cómo acabas dándote cuenta de que andabas equivocado en diversas cuestiones que creías intocables. El requisito indispensable para defender una postura es saber argumentar las razones por las que crees que llevas razón, y cuando empiezan a pasar los minutos sin saber qué poner te das cuenta de que algo falla. Algo enervante pero beneficioso a la vez.

Otra cosa que hemos de tener en cuenta es que no escribimos con afán de publicarlo en un libro ni nada por el estilo. Se trata de una tarea que desempeñas por propia voluntad, así que no te compliques ni te esfuerces en que esté perfecto. Mientras mantengas cierta asiduidad y te marques (más o menos) cada cuánto escribirás es suficiente.

A medida que pase el tiempo esos cuadernos terminarán siendo para ti de lo más valiosos. Recordar ciertos momentos de tu vida y redescubrir pequeños detalles que la mente borra te dejará muchas veces con sensación de sorpresa. En más de una ocasión te sorprenderás de haber escrito tal o cual cosa o de que hace X años pensaras de esa manera. Después de todo, nuestra mente evoluciona de forma constante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.