sábado, 11 de enero de 2014

¿e-book o libro en papel?

Autor de la imagen: Netalloy

El dilema de si es mejor utilizar libros electrónicos o libros en papel comienza ya ha eternizarse. El avance de la tecnología y su minimalismo nos ha permitido ahorrar espacio en nuestra casa, no llenarla de trastos inútiles que rara vez volveremos a tocar y, lo que muchos dan por hecho, ahorrar dinero.

Una de las ventajas de comprarse un libro electrónico es que puedes almacenar en él cientos de libros, muchos de los cuales es posible conseguirlos gratis o a un precio irrisorio si lo comparamos con los libros físicos tradicionales. No ocupa espacio en nuestra estantería, resulta ideal para leer en el tren, el metro o el autobús y cabe perfectamente en el bolso o en cualquier bolsillo ancho de nuestra chaqueta. Todo parecen ser ventajas a simple vista, pero hay algo que no solemos tener en cuenta cuando adquirimos un e-book: la durabilidad.

Como cualquier aparato electrónico de hoy, su vida útil tiende a ser escasa. Hay personas que son cuidadosas y pueden alargar el uso de su libro electrónico hasta 3 o 4 años, pero lamentablemente la batería, siempre tan molesta en estos casos, es su talón de Aquiles. Con el tiempo terminará agotándose cada vez más deprisa y llegará a un punto en el que acabes tan harto que te comprarás uno nuevo. También pueden estropearse por simple desuso o por un error de fábrica, lo que resultaría una auténtica putada si tenemos en cuenta que los más baratos cuestan alrededor de 90 euros.

Con los libros en papel no tenemos que ir con tanto cuidado ni mimo. Si se mojan los dejas secar al sol, si les entra arena mientras lees en la playa no pasa absolutamente nada y si los pierdes, a no ser que se trate de un libro muy caro de edición de lujo, no te va a quitar el sueño. Tampoco se van a estropear porque no los toques en mucho tiempo y si coge polvo no se deshará ni nada por el estilo. El libro siempre va a estar ahí, listo para que lo vuelvas a leer.

El libro de la izquierda es de 1985, mientras que el de la derecha es de 1776

Una de las desventajas que le encuentro a los libros en papel actuales es que, desgraciadamente, la obsolescencia también se ha apoderado de ellos. Sí, sé que puede sonar raro e incluso absurdo decir algo así de un simple montón de papel pegado con cola, pero lo cierto es que la calidad de las hojas que ahora se fabrica es muchísimo menor que antes. Como ejemplo, tenemos la fotografía de arriba. El que está más alejado (el de la derecha) es de 1776, mientras que el que se sitúa más cerca (el de la izquierda) es de 1985. El papel del libro más antiguo es de pergamino, lo que se nota por su tacto áspero y el anormal grosor del mismo. Sin embargo, el de la izquierda es fino, endeble y tienes que ir con cuidado al pasar las páginas para no rasgarlas.

Lo que quizá más llama la atención es que el libro antiguo de teología, que tiene la friolera de 238 años, posee un color más blanco en sus páginas que el otro libro, que apenas cuenta con 29 años. Esto nos da una ligera idea del modo en que están evolucionando las cosas, ya que la vida útil de un libro físico de hoy es de 30 o 40 años. Muchos de ellos incluso menos. 

Yo, en lo personal, prefiero los libros tradicionales. Los considero más reales y, a la larga, más baratos. Recordad que también existen las librerías de segunda mano, donde se pueden encontrar verdaderas gangas y cuyos libros, en muchos casos, no son ni más ni menos viejos que los que podemos encontrar en una librería de "primera mano". Algunos incluso portan todavía el envoltorio de plástico intacto.

¿Qué preferís vosotros?

2 comentarios:

  1. Vaya, me has dejado sorprendida con la comparación entre los dos libros, si no lo veo no lo creo! A mí me gusta leer en papel pero reconozco que a la larga sale caro por el precio que tienen los libros, sobre todo si los compras nuevos. Y el e-book no pesa nada, caben muchos libros a la vez... Para mí lo ideal es ir alternando ambos sistemas. Un saludo.

    Mery
    https://merysintacones.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff, yo solo compro libros nuevos cuando veo que va a salir uno que sé que me va a gustar (Harry Potter, por ejemplo). Por lo demás, siempre voy a los rastros o a las librerías de segunda mano. Por 2, 3 o 5 euros encuentras libros muy buenos.

      Un saludo ;)

      Eliminar

Los comentarios están moderados.