lunes, 4 de noviembre de 2013

Humor, la mejor medicina.

Chaplin en "the kid"
El humor es la mejor medicina para el alma, eso es lo que suelen decir. Reír nos ayuda a olvidar esas preocupaciones que tanto suelen acosarnos el día a día y consigue que por un momento dejemos de tomarnos la vida tan enserio. Es una terapia que mucha gente debería emplear más a menudo para quitarse esa permanente mala leche de encima, y muy pocos conocen su vital importancia.

Cuando reímos vemos las cosas desde una óptica más positiva y optimista, nuestra energía se fortalece y nos encontramos más activos. Rindes mejor y das mayores resultados que haciendo lo mismo completamente desmotivado. De hecho, la risa aumenta la calidad de vida y fortalece el corazón. No previene el infarto, pero cuando nos carcajeamos se mueven 420 músculos del cuerpo, entre ellos el corazón. 

Otra cosa que también logra es disminuir la presión arterial porque aumenta el calibre de los vasos sanguíneos y relaja los músculos lisos de las arterias. Todo esto deriva en que podemos evitar posibles problemas respiratorios futuros al llegar la ventilación respiratoria al máximo. El siguiente beneficio que hallamos es que refuerza el sistema inmunológico y alivia tensiones musculares.


Chaplin solía decir que la vida no era más que un chiste y que, por lo tanto, en el momento que dejara de verle la gracia su vida ya no tendría sentido. La verdad es que es un modo muy inteligente y simple de definir un concepto tan complicado, ya que...¿qué es al fin y al cabo la vida sin un poco de humor?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.