lunes, 4 de noviembre de 2013

¿Cataluña Independiente?


Bandera del Reino de Aragón en el Libro del Conocimiento
En tiempos de crisis la gente siempre tiende a acogerse a ideales absurdos. Ideales que, analizándose bien, no tienen ningún sentido pero que como discurso político es perfecto. Promueve e incrementa el odio a los que gobiernan. Tocan esa fibra sensible del ciudadano de a pie cuya situación de indefensión ante los recortes ocasiona que ese discurso demagógico surta efecto. Suelen ser discursos que te dicen el qué pero no el cómo, y si uno presta atención se dará cuenta de que en ningún momento se nombra la verdadera situación económica del país.

La independencia de Cataluña ya era tema de debate tanto en la primera como en la segunda república, y como ejemplo de ello tenemos el discurso que hizo Joan Estelrich en las cortes de 1931, diputado de la Lliga Regionalista, el partido de Prat de la Riba y de Cambó: 

"Lo que nosotros queremos es que todo español se acostumbre a dejar de considerar lo catalán como hostil; que lo considere como auténticamente español; que ya de una vez para siempre se sepa y se acepte que la manera que tenemos nosotros de ser españoles es conservándonos catalanes, (...) que no nos desespañolizamos ni un ápice manteniéndonos muy catalanes; en fin, que la garantía de ser nosotros muy españoles consiste en ser muy catalanes, porque lo contrario es ir contra la naturaleza y, por lo tanto, debe acostumbrarse la gente a considerar ese fenómeno del catalanismo no cómo un fenómeno antiespañol, sino como un fenómeno españolísimo".

Un error histórico en el que muchos proindependentistas caen es en decir hasta el cansancio que una vez existió la corona Catalano-Aragonesa. No obstante, jamás existió tal corona ni hubo reyes catalano-aragoneses. Lo que existió fue la Corona de Aragón con sus correspondientes reyes aragoneses, claro está (vídeo al respecto-->aquí<--). Pero….¿de dónde viene esta confusión?.

La razón por la que tantos se confunden con este dato histórico es porque el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV se casó con la reina aragonesa Petronila. Sin embargo, dicho conde nunca fue nombrado rey ni de Cataluña ni de tan siquiera Aragón y en más de una ocasión se reconoció vasallo del rey toledano Alfonso VII.

Cataluña tampoco es la que más aporta al estado ni la comunidad más rica aunque muchos se empeñen en decir lo contrario. Navarra y Baleares tienen una renta per cápita mayor a la de Cataluña siendo superada también por Madrid en comercio e inversión industrial. La comunidad que más aporta al estado es Madrid, y también Rioja, que aporta más de lo que recibe.

Otra cuestión es la diada catalana, una farsa de proporciones bíblicas que una vez más demuestra que la gente no se molesta en buscar y leer un poco de historia, ya que lo que realmente ocurrió el 11 de septiembre de 1714 fue que las tropas de Felipe V entraron a una Barcelona que se hallaba bajo el dominio francés. De hecho, en el asedio de Barcelona participaron miles de catalanes que se integraron al ejército Borbón. Catalanes que lucharon y en muchos casos murieron por una tierra que consideraban española. Así que… ¿qué cuento chino nos soltó Mas y compañía sobre esa diada y el martirio que sufrieron los propios catalanes por culpa del ejército español? ¡Cataluña no era independiente entonces porque formaba parte del territorio francés!.

Ahora bien, si os preguntáis la razón por la que Cataluña paso a estar bajo la soberanía de Francia os diré que fue porque su intento de proclamar la república en 1641 les salió rana. Del 17 al 23 de febrero de 1641 el territorio Catalán se autoproclamó "República Catalana". Pero, además de que solo duró 6 días sin darle si quiera tiempo a asentarse como "país", el 23 de febrero fueron corriendo a pedirle protección a los franceses. He ahí la explicación de todo este entuerto.

Como aclaración adicional, decir que la segunda autoproclamación de la "República Catalana", que se dio en 1931 por Francesc Masià, no fue ni siquiera legal (tampoco lo fue la de 1641). La república española de por aquel entonces nunca aprobó esa supuesta "independencia". 

Pese a todo lo dicho, habrá gente a la que los datos históricos les den absolutamente igual y crean que a Cataluña le iría mejor sin formar parte de España, aunque lo cierto es que tal afirmación ya está quedando en falsa sin necesidad de acogerse a evaluaciones o predicciones hechas por diferentes organismos sobre lo que le pasaría. Más de 1000 firmas se han ido de la comunidad catalana desde 2010 a raíz de la renovada insistencia y radicalización que ha habido sobre el independentismo. Otras empresas como Seat y Volkswagen ya tienen planeado irse hacia otras regiones de España debido al oscuro cariz que está tomando el independentismo. Además de la incertidumbre que supondría para Cataluña independizarse, puesto que con toda probabilidad se iría de la UE y se vería obligada a crear otra moneda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.