martes, 5 de noviembre de 2013

Anonymous


Con la icónica máscara de Guy Fawkes utilizada por el personaje V en la novela gráfica y la película "V de vendetta ", anonymous se ha convertido en todo un fenómeno social dentro y fuera de la red. Anonymous no tiene líderes ni instancias controladoras y tampoco se trata de una organización, sus representantes son los ciudadanos de a pie como el panadero de la esquina, el dueño de un bar o el típico trabajador que se la pasa faenando de sol a sol. Es un movimiento cuyo objetivo fundacional se basa en la libertad de expresión, la independencia de internet y la lucha en contra de la represión al pueblo. Anonymous es, en definitiva, la esencia de la libertad en sí misma.

Sus movimientos comenzaron a percibirse entre los años 2003 y 2004, aunque lo cierto es que no fue hasta 2008, cuando la crisis se extendió por toda Europa, cuando realmente empezaron a hacerse notar. Sus acciones son llevadas a cabo por individuos sin identificar que se autodenominan anonymous, y una de sus acciones más comunes son los ataques DDoS (ataque de denegación de servicios), el cual trata básicamente en generar un gran flujo de información desde varias conexiones para, a causa del exceso de tráfico, hacer caer a la página en cuestión o bloquearla durante unos minutos. El método que se utiliza más usualmente es el botnet.

Como consecuencia de la gran difusión que ha obtenido este movimiento y las situaciones incómodas en las que, poco a poco, ha ido poniendo a varios gobiernos, su cuenta en Twiter y Facebook fue eliminada en 2010 y desde 2011 todos los vídeos de apoyo colgados en YouTube se han ido censurando sistemáticamente. También han existido arrestos tanto en España como en Chile por administrar diversas páginas web desde las que llevaban a cabo ciberataques. Sin embargo, dichas detenciones no quedaron sin respuesta, ya que poco después de que liberaran en España a los presuntos hackers la página oficial de la Policía Nacional Española recibió un ataque DDoS. Este último ataque, a su vez, tampoco quedó sin responder por parte de la policía y hubo cuatro detenidos, uno de los cuales fue acusado de haber filtrado información clasificada.

En lo que respecta a Chile, para detener a 6 presuntos integrantes tuvo que involucrarse hasta la misma Interpol. La PDI declaró: "En coordinación con Interpol, partimos de la operación Exposure realizando varias diligencias policiacas desarticulando al grupo Anonymous Chile". Fueron acusados de perpetrar ataques DDoS en páginas web de partidos políticos, instituciones y diversas empresas.

Estado Unidos, por su parte, tampoco se libra de sus ataques. Cuando en 2012 cerraron megaupload, un ciberataque masivo en el que se vieron involucrados más de 10.000 personas y 27.000 ordenadores hicieron mella en las webs gubernamentales y la industria discográfica norteamericana. Es el mayor ciberataque que se haya hecho hasta la fecha, superior incluso que el registrado tras la clausura de WikiLeaks.

A causa de que, como he dicho antes, Anonymous no es ninguna organización no se puede "atrapar" al "cabecilla", ya que éste no existe. Esto hace que se trate de un movimiento sin precedentes ante el que los gobiernos difícilmente pueden hacer algo más que detener a unos pocos y, vanamente, intentar reforzar unas medidas de seguridad que pueden tumbar sin mucha dificultad si se lo proponen. Ha terminado siendo, en definitiva, un problema de proporciones nada desdeñables para distintos países.

¿Qué opináis? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados.